domingo, 31 de enero de 2016

ALBERT RIVERA DEBE ACEPTAR FORMAR GOBIERNO

Todas las teorías de juegos que aluden a que la posibilidad de que dos actores de gran tamaño lleguen a cooperar para adoptar una solución ventajosa para ambos, es bastante remota, porque los dos tienen la percepción de que saldrán perdiendo, salvo que no haya una tercera alternativa que actúe como un second best.

Hoy domingo sabemos que el Partido Popular no va a llegar al gobierno porque el PSOE, necesario para el pacto, se niega. También sabemos después del Comité Federal del PSOE, que un acuerdo con Podemos sin Ciudadanos no será aceptado por los afiliados y barones, de manera que ninguno de los dos grandes jugadores tienen la capacidad necesaria para manifestar al rey su voluntad de formar gobierno, ya que tanto Pedro Sánchez como Mariano Rajoy son conscientes que no serán presidentes del gobierno y no están dispuestos a inmolarse en el Congreso frente una multitud de grupos cada uno clamando por su microcosmos ideológico.

Cabría entonces pensar que sin candidatos dispuestos a dar el paso, aunque sea sólo para que corra el calendario; unas de las cosas más absurdas que he oído en muchos años; estaríamos encaminados a unas nuevas elecciones con la duda de que a lo mejor el panorama no es muy diferente.

En las condiciones actuales solo Ciudadanos puede dar el paso de intentar formar gobierno, con una gran ventaja; que si no lo consigue saldrá muy beneficiado por la opinión pública frente a los dos grandes partidos cuyos líderes adoptan aquellas estrategias que les perpetúen en la dirección del partido. 

Albert Rivera con el mandato del rey no tiene problema alguno en sentarse con el Partido Popular y con el PSOE. Puede alcanzar un acuerdo “Pachi"; es decir el que parece que no existió pero produjo resultado. Albert Rivera podría acudir al PP y formar gobierno entre los dos partidos bajo su presidencia y a renglón seguido ir a Pedro Sánchez a pedir su abstención.

El centro derecha consigue así que Podemos no llegue al poder; el PSOE anula el ascenso de Podemos sin haber apoyado ni por activa ni por pasiva a un gobierno del PP, y Ciudadanos podría liderar una legislatura reformista. Solo desde el centro pueden impulsarse hoy reformas. Ya hemos visto en treinta años de democracia, que ni PP ni PSOE van aceptar las reformas que vengan del otro lado. De hecho, muchas de las grandes leyes actuales que no se han modificado proceden de la UCD.

Creo que Albert Rivera tiene capacidad para liderar este gobierno; va a mantener las políticas de crecimiento económico que tan buenos frutos ha dado y nacería sin las graves y oscuras manchas de la corrupción que afectan a los dos grandes partidos. No esperaría cambios trascendentales, pero si al menos una sensata continuidad.

Obviamente los grandes partidos pueden ver esto como una amenaza a sus estrategias electorales futuras ya que Ciudadanos podría recobrar la fuerza electoral que tuvo la UCD a costa de PP y PSOE, pero cualquier otra decisión generará muchas más incertidumbres. En cualquier caso Ciudadanos con cuarenta diputados tampoco podrá arrogarse los beneficios de su gobierno, que al final dependerá de que PSOE y PP voten.

Soy consciente que la cara risueña de joven líder político, Albert Rivera la perderá intentando gobernar con estos lobos, pero es lo que hay y seguro que a él no le importa el reto. Creo sinceramente que es la oportunidad de Ciudadanos y de España, y el rey no debe dejarla pasar.

viernes, 29 de enero de 2016

Davos2016 ¿ Hay vida después de la deuda?


La tercera gran amenaza que Davos2016 ha señalado a la estabilidad económica mundial es la crisis de la deuda que se ha convertido en un problema mundial. Cualquier indicación de que esta deuda no se pague no solo es devastador en términos económicos, sino que nos hemos acostumbrado a vivir de esta manera insensata que algún día acabará por estallar.

Desde 2008 hasta el día de hoy, las grandes economías mundiales han pasado de tener una deuda pública de 20,5 billones de euros hasta los 35,6 billones actuales, lo que supone un aumento del 73,75% y 16 billones de Euros de incremento. En el mismo periodo el PIB mundial ha crecido en 15 billones de Euros. Este dato nos da una idea del volumen del problema que se está generando.

Los datos por países son muy llamativos. En España el crecimiento ha sido del 141% desde los 0,44 billones hasta los 1,06 billones que soportamos en nuestro país hoy en día. Sin embargo, hay dos grandes economías que nos han superado en rapidez de crecimiento de su deuda pública. En primer lugar en el Reino Unido donde el aumento en esos siete años es del 179% desde los 0,83 billones hasta los 2,30 billones. Pero a la cabeza de todos se encuentra Estados Unidos con un volumen de deuda pública de 13,6 billones ahora frente a los 7,28 billones que soportaba a finales de 2008, 6 billones de Euros de incremento, casi un 100%. Este dato por si solo explica que el crecimiento de estos años tiene los píes de barro. Conservadores, liberales, demócratas unidos en el esfuerzo de endeudarse más.

Dentro de los grandes países europeos, el menor aumento en este periodo se ha producido en Alemania con un 29% más de deuda. Le sigue en austeridad Italia donde ha aumentado un 31% con más de 2,2 billones de euros, en tanto que en Francia ha crecido un 55%. Es decir las grandes economías continentales han hecho mucho mejor los deberes y aguantado mejor las tensiones macroeconómicas que el Reino Unido.

miércoles, 27 de enero de 2016

LA CRISIS DEL PETRÓLEO. DAVOS 2016 (II)

En el artículo anterior comentaba que en Davos se han puesto de manifiesto cuatro grandes amenazas al crecimiento económico. La primera era la crisis china, que  no parece que tenga un impacto de semejante entidad como para provocar algo más que un susto y que producirá a medio plazo efectos muy favorables. La caída del precio del petróleo era la segunda, y aquí analizo mis perspectivas sobre su efecto y futuro.

La crisis del petróleo.

¿Podemos hablar de la crisis del petróleo cuando cinco mil millones de consumidores de todo el mundo se benefician de una gasolina y una energía más barata? ¿ Cuando el PIB de todos los exportadores de petróleo apenas alcanza al de Alemania, y aunque ahora venden su petróleo más barato lo compensan parcialmente con el incremento de producción y con un dólar más fuerte frente a la debilidad de sus divisas lo que genera un reembolso mayor a su petróleo vendido? ¿Cuando apenas la exposición del sector financiero con las empresas de energía afecta a no más del cinco por ciento de sus créditos? ¿Cuando sólo la caída del petróleo en Europa supone un ahorro de más de trescientos millones de Euros diarios? ¿ Y sobre todo ¿ Qué se inventarán cuando el petróleo suba de precio y deban explicar que las condiciones no han mejorado?

En la actualidad existe un exceso de producción o defecto de demanda de más de un millón de barriles diarios, que debería reducirse en 2016 si no fuera porque la producción crecerá en dos millones de barriles diarios a lo largo del año con la llegada de Irán; el crecimiento de Irak y el mantenimiento de la producción en el resto de países incluido Estados Unidos. En consecuencia no hay razones para un incremento ni siquiera significativo del precio del petróleo.

En primer lugar vamos a desmontar algunos mitos sobre el mercado del petróleo que sin embargo tienen un gran predicamento social.

domingo, 24 de enero de 2016

La crisis china: el efecto Liang Zhu.



Una de las leyendas más conocidas de la literatura y la escenografía china es la conocida como Liang Zhu. Para resumirla Zhu Yingtai, la hija de la familia Zhu, vestida como un hombre estudió con Liang Shanbo. Zhu Yingtai volvió primero a casa. Dos años después, Liang Shanbo la visitó, para encontrarse con que se trataba de una mujer, sufriendo así un sentimiento de pérdida. Pero a pesar de la sorpresa preguntó a los padres si podía casarse con ella; pero su familia ya había prometido casarla dentro de la familia Ma. Shanbo murió más tarde, y se le enterró en algún lugar al Oeste de la ciudad de Mao. Cuando Zhu Yingtai fue acompañada en una barca para dirigirse a la familia Ma, la nave se detuvo junto a una tumba y no pudo moverse más allá por culpa de los vientos y remolinos. Tras saber que la tumba pertenecía a Liang Shanbo, Zhu Yingtai bajó a tierra y lloró, la tumba se abrió y devoró a Zhu Yingtai.

Sirva esta leyenda para comprender dos fenómenos de la cultura china: Una que no todo es lo que parece y que casi siempre las historias acaban en una tragedia con tintes sentimentales. Ambas realidades están en la mente y en el espíritu de todos los chinos y bajo su influjo han construido su historia.

En la reciente conferencia de Davos se han apuntado cuatro grandes amenazas a la estabilidad económica internacional. Pretendo analizar en cuatro artículos cada una de ellas, para concluir que la mayor amenaza al crecimiento económico y la estabilidad de los mercados no se encuentra entre ellas, lo que sin duda no gustará a la mayoría. En Davos se han planteado cuatro grandes amenazas:

La crisis china y su efecto en los mercados asiáticos y en  mundo.
La caída del precio del petróleo.
La crisis de la deuda.
Las crisis políticas en Oriente Medio y en la Península de Corea. y sus efectos como los refugiados.

viernes, 22 de enero de 2016

LA CAGADA DE PABLO IGLESIAS

Hoy Pablo Iglesias ha cometido el mayor error de su corta vida política y que puede marcar el principio del fin de este colectivo asambleario ficticio reconvertido a partido de corte estalinista, y la causa a mi juicio es la soberbia que acompaña al personaje que se ha convertido a si mismo en un fenómeno mesiánico.

Pablo Iglesias no sólo ha escenificado su desprecio a aquél con quien teóricamente  quiere pactar; no sólo ha humillado a su líder sino que además ha sobrepasado las líneas rojas sino que ha ido mucho más de allá de donde nunca pensó Puigdemont.

Iglesias tiró el guante y Pedro Sánchez incapaz de visualizar otro proyecto que no sea sentarse en la Moncloa y echar al partido popular, lo cogió sin darse cuenta que estaba envenenado. Lo que va a provocar el fin de Pedro Sánchez no es ni la decisión de Rajoy que resultaba obvia, ni la propuesta de Iglesias, sino la fría reacción de Pedro Sánchez. Los barones querían una defensa a ultranza del partido socialista frente a la arrogancia del líder podemita y la respuesta ha sido "hablaremos el fin de semana" nunca hasta hoy el partido socialista había caído tan bajo ni había estado tan desamparado por su líder.

La decisión de Rajoy resultaba justificada. Si ya están hablando de formar gobierno y en lo único que ha insistido Pedro Sánchez hasta hoy ha sido que es el tiempo de Rajoy con el fin de humillar al presidente en el Congreso, que es lo único que ambiciona Pedro Sánchez y unir a todos contra el enemigo común, qué sentido tenía ir a los leones sin ser un Espartaco. El presidente no debía ir a una investidura a perder y ser humillado, y debía pasar al líder socialista la presión que Pedro Sánchez quería evitar.

Pero porqué Pablo Iglesias ha cometido un gran error.

Primero porque no habrá ni pacto de izquierdas ni será vicepresidente. En política uno debe sacar sus cartas cuando se tiene una mano ganadora, y ahora se va a encontrar que ni PNV ni el PSOE van a entrar a negociar con los radicales. Ahora lo que quiere Pablo es que el deterioro del PSOE, a lo único que aspira Podemos consista en transmitir horas de negociación con el PSOE para sacar todas sus vergüenzas a quien no tiene nada que perder. Y también a este juego suicida entra Pedro Sánchez. 

Pablo ha demostrado que su única aspiración es el poder, como uno más de la casta, además de los mas despreciables, de los que anteponen los sueldos y el poder a las políticas. Y lo hace el líder de millones de votantes que lo que más desprecian es lo que hoy ha hecho su líder.

El PSOE una vez cambie a su líder, la primera víctima de esta nueva situación, saldrá fortalecido; muchos de los votantes que se fueron volverán y el nuevo PSOE retomará la senda que abandonó cuando Felipe Gonzalez dejo la presidencia.

Lamentablemente todo esto ocurrirá después de las próximas elecciones que ya sí están muy cerca. El Partido Popular y Rajoy hoy están más fuertes, han retomado la iniciativa y serán los grandes beneficiados de las próximas elecciones. Ciudadanos ha quedado como algo testimonial defendiendo una coalición sin entender que para Pedro Sánchez, Franco, Rajoy y Rivera son lo mismo, no en términos de no democráticos sino como representantes de una España que desprecia y que quisiera hacer desaparecer; el mismo hundimiento de la clase medias que han intentado Chavez, Kirchner y todos los regímenes socialistas de la historia. Recaudar impuestos confirmatorios, limitar la enseñanza privada, penalizar la iniciativa privada y la propiedad, otorgar más poderes a los sindicatos en las empresas tienen como objetivo final fragmentar la sociedad y el país. Debilitar a todas las fuerzas conservadoras que amenazarían una visión socialista e igualitaria.

Lo que pueda pasar después no lo sabemos, si Rajoy será el nuevo presidente o no; pero sí podemos afirmar que la historia podemita ha firmado el comienzo de su ocaso, y cuando éste sea una realidad, comenzarán las disensiones internas. Es muy posible que a finales de año Rajoy, Pedro Sanchez y Pablo Iglesia sean historia, y si Albert Rivera no toma un mayor protagonismo también será el suyo. Serán los tiempos de Susana, de Feijoo, de Arrimadas y de Errejón; un escenario muy interesante si no fuera porque hay cuatro millones de personas que están esperando conseguir un trabajo y que dependen de que unos tipos dejen de jugar a gobiernos imposibles y piensen en el interés de España.

miércoles, 20 de enero de 2016

EL SUSTITUTO DE RAJOY

Las opciones que tiene Mariano Rajoy de continuar al frente del partido pasa por no exponerse a una derrota en el congreso en su no investidura; pasa por dejar el suplicatorio permanente para que el PSOE entre en razón cuando los socialistas ya tienen su hoja de ruta, y en ella ni Ciudadanos ni el Partido Popular tienen nada que decir y sobre todo por provocar que los grupos de Podemos externalicen sus posiciones más radicales lo antes posible. Para ello el mejor instrumento que tiene el PP es presentar dos mociones en el Congreso instando a defender la unidad de España, negando el derecho unilateral a decidir y exigiendo al gobierno catalán asumir la legalidad vigente o exponerse al artículo 155. Este sería el debate que antes de una investidura podría provocar que los barones socialistas optaran por echar a Pedro Sánchez, o bien por abrazar la causa de los radicales. En este segundo caso la primera perjudicada sería Susana Diaz que vería como Ciudadanos le presentaba una moción de censura en Andalucía al día siguiente.

lunes, 11 de enero de 2016

LAS CONSECUENCIAS ECONÓMICAS DE LA INDEPENDENCIA: LOS TRES ESCENARIOS.

Durante años se ha justificado el ansia independentista por consideraciones económicas. España nos roba ha sido el leimotiv de los soberanistas, al menos desde que Agustí escribió la saga de los Rius ya lo llevo oyendo. Como en este país no hemos conseguido tener una única información admitida por todos de los ingresos y gastos y balanzas fiscales, resulta muy difícil hacer evaluaciones como las que aquí planteo. Pero a pesar de estas barreras, tenemos diversos datos y algo de sentido común para poder hacer una aproximada evaluación del impacto económico para una Cataluña independiente y pare el resto de España.

Hablo de tres escenarios, porque según cuál sea el que se adopte, los efectos son de una gran disparidad, y este primer elemento debería ser considerado por las autoridades de Madrid y de Barcelona para poder adoptar las decisiones correctas para sus ciudadanos.

Un primer escenario es el del abandono; algo así como lo ocurrido en Irak en 2003. Este escenario significa que ante la declaración independentista el gobierno de Madrid se retira en una noche y Cataluña amanece siendo independiente y nadie se acuerda de ellos y por tanto pueden comenzar desde cero su proceso sin cortapisas ni negociaciones.

Un segundo escenario es que el gobierno catalán insiste en su proceso y el gobierno de España en evitar que se incumpla la ley, y que esta situación se extiende durante los cuatro años de legislatura. Mientras tanto las instituciones de Comunidad Autónoma y nacional se mantienen funcionando. en todo aquello que no viole la Constitución y el Estatuto. En mi opinión la opción más probable y así hasta que la CUP se aburra.

Un tercer escenario sería una independencia negociada entre Cataluña y Madrid, en la que se establezcan los términos del acuerdo de escisión. Se trata de un análisis económico y por tanto no entro en la consideración de si esto es legal.

Cuando una entidad territorial piensa en independizarse lo primero que debería considerar es su balance; lo mismo que cuando se segrega una empresa de su matriz. Analizar activos y pasivos, cartera de pedidos, pagos pendientes, ingresos y gastos, es decir el balance y la cuenta de resultados de ambas entidades. A su vez hay que analizar los modelos productivos; sin son mas industriales o comerciales, el peso de los distintos elementos y su viabilidad de futuro, por ejemplo los pasivos laborales y el valor y liquidez de los activos. Y por supuesto hay que analizar el marco normativo y el práctico. Este ultimo resulta esencial para crear nuevas estructuras y depende mucho del escenario que se maneje.

Imaginemos el irrealista escenario de que el gobierno español se retira a las fronteras y al día siguiente hay que comenzar desde cero, sin que exista ningún acuerdo previo ni posterior.

La primera consecuencia es que Cataluña no podrá integrarse en el Euro ni en la Unión Europea hasta que no exista  un acuerdo con los acreedores y los bancos centrales de qué va a ocurrir con la deuda pública hispanocatalana. Como no creo que el gobierno de España vaya a asumir los aproximadamente 200.000 millones de euros que corresponderían a Cataluña en función de su PIB per capita, casi esto por si solo sería un casus belli, se crearía un vació legal que hasta que no hubiera acuerdo dejaría a España y a Cataluña en cuarentena y fuera de los mercados financieros ya que ambos incurrirían de manera automática en default; uno al no querer asumir la deuda del otro y el otro porque tendría que negociar unilateralmente con los acreedores su parte de deuda contraída por España, negociación que es imposible sin la connivencia de España. Entrar en default significará que sólo el año que viene ambos gobiernos deberán bien incrementar sus ingresos o bien recortar sus gastos en un 15%, sin contar con la necesidad de emitir nueva deuda que sustituya a la vencida que en función de la prima de riesgo podría llevar el recorte de gastos al 30% de manera inmediata. 

Si no hay acuerdo de deuda, no hay modo alguno de endeudarse y hay que cubrir todo el déficit y la deuda a renovar con recursos de los ciudadanos. Teniendo en cuenta que entre funcionarios y gasto social suponen el 90% de los gastos excluidos deuda; significaría que un tercio del gasto social tendría que desaparecer de forma automática, o bien incrementar la recaudación en un 30%. El primero que lo haga tendrá que explicar a sus ciudadanos a qué se debe este expolio o este recorte. Este hecho producirá de manera inmediata un rescate de la banca que no tendrá liquidez fuera de los mecanismos, un corralito en ambos países para evitar la fuga de depósitos y la subida de tipos de interés tanto por la disminución de la oferta monetaria como por el incremento de la prima de riesgo.

El segundo tema sería que el proceso para la posible entrada de Cataluña en la Unión Europea sólo sería posible si España reconociera a Cataluña, ya que es condición imprescindible de la UE que la admisión de un nuevo estado sólo es posible si todos los miembros lo reconocen. Bajo este escenario, Cataluña quedaría fuera del espacio Schengen y de las políticas comunitarias, especialmente de la PAC, lo que obligaría a los agricultores catalanes a mirar a su nuevo president para que les compense de lo que perderán al abandonar la PAC. Es decir España continuaría cubierta por el paraguas europeo mientras que Cataluña estaría fuera, para alegría de la CUP. La única manera de soslayar este pequeño inconveniente es que Cataluña consiguiera la expulsión de España de la Unión Europea.

Como el nuevo gobierno querrá evitar la fuga de divisas o la entrada en masa de productos de fuera más baratos, establecerá controles de cambios y de disponibilidad de efectivo. Al menos durante un periodo de seis meses a un año, debería imponen un corralito hasta que se tuviera establecido un mecanismo de liquidez. Es decir todos los catalanes verían restringido su acceso a sus depósitos. de manera inmediata. Solamente los que tengan dividendos de acciones de empresas extranjeras, o sea los ricos de siempre, podrán esquivar el inconveniente del corralito. Las ventas de activos a extranjeros españoles deberían gravarse para evitar un fraude de ley, así como las importaciones, lo que teniendo en cuenta que se trata de una economía que importa casi todo lo necesario para la vida diaria, la energía que consume, los alimentos, el agua, todo viene de fuera, lo que implicará un rebote inflacionista que llegaría de forma inmediata a los dos dígitos. Los productos catalanes quedarían fuera de las exenciones arancelarias del espacio económico europeo y seguramente para proteger a su industria local debería incrementar los aranceles a las importaciones. La eterna lucha de la industria catalana del pasado. Y además Europa gravará las importaciones de productos catalanes como si fueran de Moldavia.

El hecho de que Cataluña tenga los tramos marginales más altos de España en el IRPF y que a pesar de ello la recaudación media por habitante es la mitad que en Madrid, muestra la escasa sostenibilidad del modelo económico. En estos 18 meses de preindependencia ante la eventualidad de verse abocada a un corralito, con una moneda propia y contando con meses hasta que se establezcan los criterios y los medios de recaudación y pago, la fuga de capitales de Cataluña podría superar el 25% de los recursos financieros de la Comunidad Autónoma. Todo lo que no sea como la novela de Lapierre y Collins “esta noche la libertad” abrirá un escenario de incertidumbre que va a perjudicar al más débil. 18 meses para tener los depósitos en lugares más seguros; domiciliar las empresas donde se paguen menos impuestos; quedarse en la Unión Europea, demasiadas oportunidades y opciones como para dejarlas pasar. Así solo quedarán en Cataluña los botiguers pequeños, aunque ahora la mayoría son tiendas de chinos; para alegría de la CUP y la izquierda que tendrán refugiados, inmigrantes chinos y pequeñas tiendas de barrio como tejido productivo y campesinos como dijo el nuevo presidente, cómo una persona que llama campesinos a los agricultores puede transmitir confianza. en el siglo XXI.

El segundo escenario sería eternizar la actual tensión que si yo recurro, que si yo apruebo otra ley, que si no puedo. En este caso claramente hay un perjudicado que es Cataluña. La situación de tensión que pudiera generar de una potencial deriva hacia el primer escenario les llevaría a padecer todos los males de una eventual ruptura y ninguna de las ventajas. Los ingresos seguirán en Madrid ,y la sostenibilidad de los gastos sociales en Cataluña y el pago de deudas dependerá de las decisiones que vaya modulando el gobierno de España. El control de los ingresos públicos, de las fronteras y del sistema financiero sería más que suficiente para transmitir a  los mercados una sensación de control de la situación que penalizaría de manera muy poco significativa al resto de España 

La situación de indefinición sería terrible para los catalanes y no sólo en lo económico sino en lo social y político y en especial para los más desfavorecidos. Los que puedan llevarse el domicilio de su empresa o sus depósitos o activos  lo harán a la espera de ver qué pasa, y como siempre los que no tienen nada se comerán el marrón. En este escenario solo hay una legalidad y una pirámide normativa que nace de la Constitución, luego los funcionarios solo tendrán una obligación cumplir la ley que solo puede ser una porque la alternativa es la prisión, y así ninguna ley por mucha solemnidad que aprueben se podrá aplicar; porque lo que no se dan cuenta estos legisladores es que existe un entramado de poderes y contra poderes que es la mayor defensa del sistema politico y económico. Nadie tiene poderes absolutos para que todo el mundo obedezca por mucha convicción que transmitan. ¿Ustedes creen que el jefe de los mossos de escuadra no va a detener al presidente si lo ordena un juez? Esto recuerda cuando Suarez se quedó sin ministro de marina por la dimisión de Pita y fue llamando a todos los almirantes hasta que uno aceptó el cargo e hizo que todos cumplieran con la ley.

El tercer escenario, que sería una independencia negociada debería tratar varios aspectos claves para ser exitosa:

Asunción de la deuda pública.
Asunción de pasivos laborales.
Nacionalidad y domicilio.

Ni que decir tiene que cada uno de ellos tiene unas implicaciones economicas enormes tanto para los siete millones de catalanes como para el resto de los 41 millones de españoles.

Para determinar qué deuda le corresponde a cada parte, el criterio más logico sería el cálculo del peso de la deuda en función del PIB per cápita ya que es este elemento el que determina la sostenibilidad y capacidad de pago y también el origen. Obviamente los soberanistas no querrán eso ni en pintura ya que el PIB per cápita de Cataluña es de unos 27.000 Euros y el del conjunto de España es de 22.800.

Teniendo en cuenta que la deuda pública nacional ascenderá a finales de 2016 a 1.100.000 Euros, la parte de deuda que le correspondería a Cataluña sería en caso de medirse con el PIB el 19,1% de esta cantidad, es decir una deuda de 211.077 millones de euros, pero si fuera en función del pib per cápita esta cantidad se elevaría a los 250.000 millones de Euros. Si a eso se añade la deuda autonómica catalana que es la más alta de España con un 34% de su PIB, Cataluña nacería con una deuda pública equivalente a los 320.000 millones de Euros, 42.670 Euros por catalán. Como los intereses de la deuda ya no estarían garantizados por la prima de riesgo española sino por la catalana, la tasa de interés pasaría del 2% al 10%, y ahora echen números. 32.000 millones de euros al año sólo para pagar intereses.

Sin embargo el peso de la deuda pública sobre el resto de España descendería en un 17% sobre el PIB en caso de aplicarse el criterio del PIB per cápita. .El PiB español quedaría en 842.000 millones de Euros y el catalán suponiendo una contracción inicial como consecuencia de la caída de la demanda y  de la inversión pública en torno a un 8% en el primer año, significaría un PIB de 180.000 millones de Euros, y su deuda pública un 200% de su PIB. Hecho ya descontado por los mercados que sitúan a Cataluña con el mismo riesgo crediticio que Venezuela y fuera de los mercados.

La asunción de los pasivos laborales es una segunda cuestión. Los funcionarios de la administración central en Cataluña deberían ser asumidos por la Comunidad Autónoma una vez realizada la correspondiente inmersión. Si no se asumen, tendrán que indemnizarlos porque ellos tienen ganada su plaza en Cataluña y a lo mejor no quieren irse a vivir a otros sitio. A su vez debería asumirse el pago de las pensiones que en el caso de Cataluña añade un elemento diferencial negativo. Las pensiones catalanas medias son superiores a la media nacional al tratarse de empleos más cualificados y con menores tasas de desempleo. Es decir que una economía más pequeña y más endeudada y con las dificultades indicadas, deberá hacer un esfuerzo mayor para pagar a sus pensionistas. Casi un 10% de media superior a la media nacional. Otro fuerte pellizco al contribuyente catalán. También ocurre con el desempleo ya que el gasto medio por desempleado en Cataluña es superior al resto de España, aunque eso sí su nivel de desempleo de partida es inferior, pero una contracción de esta envergadura debería tener un impacto muy negativo en el desempleo.

El tercer elemento crítico es el de nacionalidad que afectará a cuestiones como la jurisdicción, los derechos y libertades y la propiedad. Una independencia supondrá la asunción por imposición de la nacionalidad catalana a todos los que tenían la española y que residen en Cataluña. Igual ocurrirá con las empresas; con la independencia de que éstas tienen mucha más movilidad que los trabajadores. Para Cataluña mantener la doble nacionalidad implicaría un caos ya que supondría que los ciudadanos de Cataluña podrían acudir a otras instancias judiciales e incluso participar en el ejército española y en la guardia civil. Como también habrá muchos catalanes que no quieran ser también españoles, se crearan ciudadanos de primera y segunda. Esta claro que en la hoja de ruta catalana la doble nacionalidad hispano catalana no puede ser una opción. El éxodo de jubilados a España para seguir disfrutando de las buenas pensiones catalanas mientras que cotizan y consumen en España sería la salida natural para todos aquellos que no querrán verse privados de su nacionalidad de origen o que simplemente quieren vivir mejor sus últimos años. Podría un español residente en Cataluña acudir a su jurisdicción nacional para reclamar contra actos de la administración catalana. Podrán optar los españoles por vivir en Cataluña como extranjeros, ¿En ese caso podrán votar?¿ Tendrán los mismos derechos?

Es decir el único camino que no llevaría a Cataluña al caos y al aislamiento del mundo occidental sería una independencia negociada y acordada con Madrid, porque si no hay acuerdo mucho me temo que los catalanes serán los que paguen el pato, eso sí el orgullo nacional les compensará de desabastecimiento en los supermercados, de la ausencia de una divisa de cambio; sin recursos para atender sus actuales obligaciones, con un riesgo crediticio de bono basura y etc etc etc. 

Yo si fuera Puigdemont ya iría pensando de qué voy a hablar con el presidente en funciones por la cuenta que le trae a los catalanes.






DE CÓMO PUIGDEMONT TOMÓ POSESION DE LA ÍNSULA DE BARATARIA Y DEL MODO QUE COMENZÓ A GOBERNAR

Una vez que el nuevo gobernador preguntó porqué le llamaban Barataria a su ínsula, le contestaron que debía ser por lo barato que le había costado el gobierno. Y así debió ser porque el nuevo gobernador andaba con su señor don Artur, áquel que veía cíclopes españoles donde solo había molinos, y nunca había aspirado a mayor cargo que servir a su amo; pero su señor al que los vientos independentistas que procedían de Andorra le hacían distorsionar la realidad a su antojo, decidió que, viendo a los compañeros del aventura y lo que le pedían, mejor que su acólito Puigdemont tomara posesión de la ínsula, no fuera a ser que acabará en la cueva del dragón a recaudo de San Jorge (Fdez Diaz).

El primer día todo fueron parabienes para el gobernador que estaba orgulloso de ser la cabeza de la ínsula, aunque en el fondo él no sabía todavía qué era una ínsula. 

El primer día mandó llamar a su gobierno para ver por dónde comenzaban a transformar su nuevo territorio. Pero no lo encontró. Llamó entonces a su señor y le dijo que le había dado un reino sin gobierno; pero su señor llamó al gobierno y éste apareció. –No te tienes que preocupar de nada; yo te diré qué has de hacer. –Como el gobernador no quería problemas entendió que mucho mejor que su señor continuará gobernando en la sombra.

Un día llegaron unos hombres y mujeres de apariencia muy variopinta; al principio se asustó al verlos, pero se tranquilizó cuando le dijeron que eran de los suyos, aunque no entendía muy bien en qué momento su señor había confundido a estos personajes con señores dignos para el gobierno. Pero enseguida se dio cuenta de que eran buena gente, hasta tal punto que decidió llevarlos a presencia de su señor; pero entonces aquellos hombres le dijeron que no querían ni señores ni gobernadores sino repartirse el poder. Puigdemont no entendía nada; por un lado su señor tenía el poder y por otro lado también se lo querían quitar. Pero no le importó mucho porque seguía siendo gobernador.

Un día se decidió a legislar y dijo, –Quiero que mis ancianos tengan una seguridad social propia porque así les pagaré mejores pensiones. –Entonces llego un druida de la tribu de amplios bigotes y le dijo que de pagar más nada de nada; que la ínsula está en quiebra. –Bueno pues que cobren menos, pero se lo pagaré yo. –Pero entonces apareció un cíclope de cuatro ojos con barba que le dijo que no podía hacerlo. Puigdemont se molestó pero no cejaba en su empeño. Los personajes de aspecto llamativo protestaron porque eso no era lo acordado. Entonces decidió construir un muro y separar a aquellos hombres que habitaban en las casas de los siervos y no en el palacio de su señor. Ahora la ínsula era un poco más pequeña, pero no le importó.

Entonces dijo, –Pues al menos quiero que mis ciudadanos tengan educación y salud propia. –Llegó el druida y le dijo que eso ya lo tenían pero que además el cíclope les garantizaba que no faltaría dinero, lo cual era mucho mejor porque en la caja no había pujolines que era la nueva moneda que quería crear. Le había dicho el druida que con esta nueva moneda el bono estaría al tres por ciento y aquello le pareció que era muy buena noticia para la ínsula. Puigdemont comenzaba a estar molesto, pero como le había salido barato el gobierno pues tampoco le importaba mucho.

Pero como no quería equivocarse más decidió llamar a su señor y preguntarle por dónde debería comenzar su gobierno y sin equivocaciones. Su señor le dijo. –Debes convocar a tu pueblo y pedirle que te aclame y así nadie podrá detenerte. –Aquello le pareció una buena idea y acudieron gentes de toda condición. Les preguntó a todos –Qué queréis que haga? Sin embargo fue incapaz de entender lo que le decían porque cada uno deseaba una cosa distinta. Así decidió escuchar sólo a aquellos que le decían lo que quería oír. No le importaba que no fuera la mayoría; total no había conseguido el gobierno democráticamente sino muy barato.

Así que decidió construir un muro para separar a los que no pensaban como él de manera que quedaran fuera de la ínsula. Sólo se quedaría con los que le decían lo qué querían escuchar. Y de pronto se dio cuenta que solo tenía la mitad de la ínsula; pero no le importó porque ¡Total le había salido tan barato¡Luego llegaron algunos amigos de su gobierno que le habían parecido también pastores al principio, y le dijeron que como no había comenzado a gobernar que le retiraban su apoyo porque les había engañado. Por más que intentó explicarles que no era culpa suya, al final tuvo que construir un nuevo muro para separar a estos que no le apoyaban. Ahora la ínsula era todavía más pequeña pero no le importaba, ya saben porqué.

Cuando llamó a los que todavía le apoyaban unos le dijeron que lo importante era el ejército; otros que la justicia y otros que las fiestas. Como aquello era un galimatías decidió hacer un muro para quedarse sólo con los muy muy amigos. Ahora la ínsula era muy pequeña, pero aunque molesto no le importaba mucho.

Ahora podría hacer lo que quisiera y decidió crear un gran banco para que las empresas pusieran todo el dinero allí. Pero cuando por fin aprobó la ley se dio cuenta que la mayoría del dinero y de los bancos se habían quedado fuera de su pequeña ínsula. Y entonces se siento desolado.

Pero para colmo el cíclope llegó y le quito el trono y lo mandó encerrar por gobernar sin criterio y sólo para unos pocos.

Entonces desesperado llamó a su señor y éste acudió raudo y veloz. –Mi señor mira cómo he terminado; me debiste haber avisado y defendido y ahora ¿Que va a ser de la ínsula?

–Mi querido Puigdemont si te hubiera avisado no habrías aceptado y entonces tu estarías fuera y yo en tu lugar.

–Pero mi señor entonces ¿Qué vas a hacer ahora?

–Me voy a negociar con el cíclope a resolver el entuerto que nos has creado a todos.

–Pero mi señor, pero si solo he hecho lo que me dijiste, luchar contra aquellos gigantes que tu divisaste en la lejanía.

–Amigo Puigdemont, yo ya sabía que eran molinos; y ahora todos me verán como el salvador del caos que tu organizaste.

–Pero todos saben que usted era mi señor.

–Mi buen amigo, si todos supieran lo qué hacer y cómo hacerlo, nada de esto habría pasado.

–Y ahora de qué voy a vivir.

–Como dice el maestro jedai que habita en la ínsula de Andorra, que la fuerza te acompañe.





sábado, 9 de enero de 2016

BENVINGUT PUIGDEMONT: POR FIN UNA BUENA NOTICIA EN CATALUÑA

Por muy exótica que nos parezca la alianza entre los burgueses catalanes y los antiburgueses, algo parecido a lo de Rusia en 1917, que por fin se aclare el panorama en Cataluña y haya un gobierno es una excelente noticia, ya que el limbo en el que vivíamos era absurdo y mostraba que en fondo de todo esto que llaman el proceso hay elementos oscuros que algún día saldrán a la luz.

Lo mejor de todo es que por fin el gobierno de Cataluña podrá actuar y en consecuencia poner en marcha su hoja de ruta hacia la independencia, tal como planearon durante meses en esta especie de asamblea de nobles que es la ANC. Ya podrán crear su ejército y sus servicios de inteligencia y tener su agencia tributaria; en definitiva tomar acciones legislativas que produzcan efectos jurídicos.

La respuesta a estos hechos dependerá de quien se siente en la Moncloa en los próximos meses. 

Pedro Sánchez se sentará con sus colegas independentistas cuyos votos necesita para gobernar y les ofrecerá su reforma constitucional que es una España federal. Y no se si esto lo entienden todos los españoles pero un federalismo implica el fin de la soberanía nacional y el reconocimiento del derecho de los estados a decidir si quieren formar parte de la nación. Es decir, son las regiones las que se federan en una nación o estado. El problema es que esta reforma no se puede hacer sin el partido popular de manera que por muy buenas intenciones que crea Pedro Sánchez que englobaría este cambio constitucional, nunca se va a dar la mayoría necesaria para esta reforma. Además tengo serias dudas que esta concepción sea compartida por la mayoría del partido socialista. ¿Aplicará Pedro Sánchez el artículo 155 para evitar el golpe de estado que se geste en Cataluña ? Con toda seguridad, no, porque le supondría la perdida inmediata del gobierno. Por mucha propaganda culpabilizando a Rajoy del auge del independentismo, lo que ha ocurrido no es que el electorado se haya decantado por los partidos soberanistas sino que los nacionalistas por interés propio decidieron hacerse independentista.

Puede el gobierno en funciones acudir al artículo 155 si se pone en marcha el proceso anulado por el Tribunal Constitucional; no sólo puede sino que debe, porque si no incurriría en graves delitos. Lo bueno es que ya tiene Rajoy a quien enviarle el requerimiento para que cumpla la Constitución y que activará el artículo 155. Sólo necesita de mayoría absoluta en el Senado, que ya la tiene el PP, o sea que no parece que exista ningún obstáculo. El alcance de la aplicación del artículo 155 dependerá de la gravedad de las decisiones que se adopten. Pero la disolución del Parlamento catalán y el nombramiento de un gobierno administrativo por el gobierno central serían pasos ineludibles e inmediatos. La detención de los autores de los delitos será una obligación legal a la que los jueces y policías vendrán obligados. 

Ahora bien dicho todo esto que son pasos ineludibles y exigibles, ¿Qué hacer después? Y ante ello los pasos deberían ser los siguientes:

Uso de todos los medios necesarios para hacer cumplir la ley: El nivel de fuerza deberá ser proporcionado a la amenaza.
Ilegalizar los partidos políticos que promueven la independencia.
Convocar nuevas elecciones autonómicas
Negociar un estatus especial para Cataluña que suponga cambios en su relación con España con el consenso entre las principales fuerzas políticas españolas.Su ámbito podría afectar a cuestiones fiscales, relaciones institucionales y de autogobierno.
Referendum de aprobación del nuevo estatuto de Cataluña.
Si el referendum es negativo, pues el actual estatuto continuaría en vigor.

Lo que nunca aceptarán los soberanistas es el proceso constitucional para la independencia de Cataluña, es decir la votación de todos los españoles, porque esto atacaría la esencial de su soberanismo.

No se me ocurre otra forma civilizada y legal de comenzar a poner orden a este desafío el mayor al que se enfrenta España desde que Napoleón cruzó la frontera camino de Portugal y que los españoles y en especial los catalanes supieron resolver con un gran sacrificio. No hacer nada y pensar que Cataluña puede estar intervenida por décadas no sería aceptable ni recomendable. Pero el mensaje de cumplimiento de la Ley a cualquier precio debe quedar meridianamente claro. El estado democrático de derecho no está subordinado a la voluntad popular, ni la catalana ni la española.






viernes, 8 de enero de 2016

¿HASTA CUÁNDO AGUANTA EL COLCHÓN ? EL CRACK QUE NOS ESPERA

Los datos macroeconómicos avanzados de 2015 muestran dos hechos evidentemente muy positivos. Por una parte la caída del desempleo; la mayor de las series históricas recogidas con una disminución en 354.000 personas, un 7,96% en términos anuales, y un crecimiento de la población ocupada aunque menor, alrededor del 3,11%. El segundo buen dato es el crecimiento económico muy por encima de la media europea con una estimación de 2015 del 3,2%. La combinación de ambos datos nos ofrece un tercer elemento positivo, la creación de empleo ha sido similar a la del crecimiento económico, lo que implica, quizás un poco menos, una décima, que supondría un pequeño incremento de la competitividad. Lo mejor de este crecimiento es el incremento de la inversión en equipamiento que creció un 10% lo que muestra que las empresas apuestan por el futuro y la continuidad del crecimiento; otro buen dato es el incremento del consumo por encima del 3,4% un dato que muestra el dinamismo de los consumidores; el peor dato es que las administraciones consumieron un 3% más, lo que se contradice con lo que debería ser el principal esfuerzo del gobierno que es reducir el déficit público.

jueves, 7 de enero de 2016

ACUERDO EN CATALUÑA Y EN ESPAÑA A LA VISTA

Los resultados de las elecciones catalanas así como de las españolas mostraron unos escenarios de una gran complejidad que han dado pábulo a que todo era posible en cuanto a las posibilidades de alcanzar un acuerdo; sin embargo las declaraciones y las decisiones de unos grupos y otros han extendido la creencia de que no habrá acuerdos, pero sí que los habrá, y en todos ni el partido popular ni Ciudadanos tendrán mucho que decir.

En Cataluña, por más diferencias que existen entre la CUP y Juntos por Sí, el miedo a la irrupción de Ahora en Comun y de Ada Colau puede ser el revulsivo que necesitan estos grupos para alcanzar un acuerdo. Hasta qué punto esto es relevante que el entorno de Ada Colau ya se ha adelantado a decir que la alcaldesa de la ciudad condal no piensa dejar el cargo para no alimentar el acuerdo de los independentistas.

Para los seguidores de Ada Colau entre los que se encuentran un buen número de soberanistas, quedar fuera del acuerdo por la independencia será un duro golpe y que además la CUP monopolice el movimiento radical también sería una mala noticia que podría terminar con que pudiera perder la propia alcaldía de Barcelona.

Tanto la CUP como Juntos por el Sí saben que tienen mucho que ganar yendo juntos y con un gobierno formado a negociar el acuerdo progresista que propone Pedro Sánchez. Visto que el partido popular no podrá formar gobierno ya que el PSOE prefiere una vez más el tripartito al acuerdo de estado de grandes partidos, los independentistas quieren usar su buen número de escaños en el Parlamento español para negociar sus mejores condiciones. Pero incluso sin negociar nada, los soberanistas preferirán tener a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias en el gobierno de Madrid que a Susana Diaz, Mariano Rajoy o Albert Rivera.

Seguramente mañana se alcance un acuerdo en extremis admitiendo bajo una figura pintoresca que Artur Mas sea presidente por un día o algo más, y fijando una ruta revolucionaria hacia la independencia que sólo es posible sentando a Pedro Sánchez en la Moncloa.

Pedro Sánchez también necesita este acuerdo catalanista pronto para convencer a los que están moviendo su silla que ya tiene un acuerdo de gobierno. Lo cierto es que ya hay un acuerdo de principios con Podemos y con IU para formar un gobierno socialista apoyado por Podemos y por ERC. Muchos pensarán que esto no es posible, pero ya lo verán. Si Sánchez no da señales inequívocas de que tiene cerrado al precio que sea la presidencia, entonces sus posibilidades son muy limitadas. De ahí que en los próximos días se acumulen las declaraciones de líderes regionales del PSOE insistiendo en las líneas rojas.

La única barrera a este acuerdo es la cuestión catalana; pero ERC ya no cuenta con España ni su parlamento para su proceso de manera que apoyará a cualquier gobierno que no sea del PP, porque así presiente que la oposición a su ruta soberanista no será tan dura. 

Así que vamos a prepararnos por el gobierno más multicolor que ha tenido España en su historia,:independentistas, comunistas, populistas y socialistas gobernando los intereses de España. A quien le parezca bien, pues mejor para ellos, a los que les parezca mal y votaron al partido popular, pues a aguantarse y los que votaron a otros partidos y no les guste esta asociación comunista radical soberanista socialista pues que asuman su cuota de responsabilidad.Así es la democracia.

domingo, 3 de enero de 2016

SUNITAS Y CHIÍTAS: LA ESCALADA DEL CONFLICTO

Todo lo acontecido en las últimas cinco décadas en Oriente Medio no podría explicarse sin comprender el recrudecimiento de este conflicto histórico, casi medieval, que no ha sido superado por una legión de países que continúan viviendo en los tiempos oscuros de la Alta Edad Media, entre chiítas y sunitas.

El mundo musulmán está dividido en dos sectas que según la historiografía nacieron de un conflicto sucesorio por la herencia intelectual de Mahoma, hace mil quinientos años. La realidad, como siempre ocurre, es que lo político es embadurnado del componente religioso, que sin duda tiene un impacto social más manipulable que las ambiciones de poder de unos gobiernos despóticos, si utilizamos los baremos occidentales.

Arabia Saudita sabía perfectamente que la ejecución del líder chiíta el pasado sábado iba a producir una respuesta violenta en Irán, donde cientos de jóvenes prendieron fuego a la embajada Saudí en Teherán, seguramente con la connivencia de las autoridades del régimen de los ayatollas, como otras tantas veces había ocurrido. Las declaraciones de los líderes iraníes han azuzado más el fuego al considerar como mártir a quien a ojos del régimen saudí es un terrorista, lo que no ha ayudado a templar los ánimos

El ministro de Asuntos exteriores de Arabia Saudita Adel Jubair anunciaba este domingo la ruptura de relaciones diplomática entre su país e Irán y se daban cuarenta y ocho horas a los diplomáticos iraníes para dejar el país, una vez que los miembros de su legación en Teherán habían aterrizado en Dubai. Esta ruptura de relaciones podría ser el hecho político más grave acontecido en la región en los últimos veinticinco años, desde la invasión iraquí de Kuwait.